Atracción sexual: ¿cómo influyen los factores genéticos?

5 de abril de 2014 por Javi Pérez

Un equipo de médicos científicos del Laboratorio de Análisis Genético del Hospital Bellinson, en Petaj Tikva (una localidad israelí a Tel Aviv), ha desarrollado un estudio a partir de una amplia base de datos de donantes de órganos y médula ósea que ha publicado en la prestigiosa revista “American Journal of Reproductive Inmunology” y que tiene que ver con la influencia de la genética en la atracción sexual.

Lo que esta investigación ha arrojado como resultado es que, al contrario de lo que se creía, la atracción sexual entre dos miembros de la especie humana no tiene que ir motivada necesariamente por hormonas sexuales (feromonas), sino por la presencia de los mismos marcadores genéticos entre los dos miembros de una relación.

adngenes

Para realizar este estudio se basaron en muestras de 1310 parejas de ambos sexos y edades comprendidas entre los 18 y 80 años. Lo que esta investigación demostró, en síntesis, es que todas aquellas personas que en algún momento sintieron una atracción mutua y habían tenido hijos a raíz de esa relación, compartían determinados marcadores genéticos.

El procedimiento empleado para encontrar esta correlación entre los marcadores genéticos de ambos individuos consistió en el análisis del sistema marcador HLA (la siglas en inglés de Antígenos Leucocitarios Humanos), un sistema muy importante para el sistema inmunológico genético y responsable a su vez de detectar antígenos dañinos para el organismo tales como virus, parásitos o células cancerosas.

Según palabras textuales de Tirza Klein, uno de los médicos responsables del estudio, se basaron en pruebas de paternidad realizadas en el hospital para determinar que, sin importar el origen étnico o racial del padre, la madre o el hijo, era más común que se dieran los mismos marcadores HLA en grupos de control de parejas estables y con hijos que en aquellas relaciones que habían sido producto de deslices o relaciones sexuales forzosas.

No obstante los investigadores no descartan la posibilidad de que los resultados estén influenciados por las características genéticas únicas de la población israelí. Aún con todo, esta investigación médica abre una nueva línea de estudio sobre la atracción sexual humana que puede ayudar a revisar ciertos síndromes psicológicos como el complejo de Edipo o el de Electra.

Fuentes | EFE, Wiley Online Library

Leave A Response