¿Espionaje de archivos? Dropbox en el punto de mira por un Tweet

31 de marzo de 2014 por Javi Pérez

Hace un par de semanas, os hablábamos de Dropbox porque pretendía integrar el chat como función. Hoy, el servicio de almacenaje en la nube vuelve a ser noticia por el famoso tweet que uno de sus usuarios ha escrito. Parece ser que Dropbox bloqueó uno de sus archivos debido a que infringía las leyes de Copyright. Este mensaje ha armado un buen revuelo en Twitter ya que cientos de usuarios se preguntaban si Dropbox vigilaba el contenido de sus carpetas.

Sin 2

El tweet del revuelo.

La compañía ha salido al paso de estas críticas explicando cómo funciona su servicio de almacenaje y cómo controla que el material no vulnere los derechos de propiedad intelectual.

Para entender su funcionamiento, hay que conocer el concepto hashing. Si ya lo conoces, enhorabuena, tienes mucho ganado. Si no, lee algo sobre ello aquí. En resumen, podríamos decir que se trata de algo así como la huella dactilar de nuestros archivos, y es única. Por ello, Dropbox posee un filtro de la DMCA (Digital Millennium Copyright Act. En español, Acta de Derechos de Autor Digitales del Milenio) por el cual el servicio compara archivos mediante hashing para saber si la base de datos de la DMCA tiene algún archivo similar al que estás intentando compartir. Si es así, ese filtro avisaría a Dropbox, éstos analizarían este aviso y, tras ser verificada, podrían bloquear la opción de compartir este archivo. Esto es importante, pues Dropbox no bloquea el archivo ni lo elimina de la carpeta original, sino que impide que pueda compartirse.

Mediante el hashing, cada archivo se hace único (http://blog.codinghorror.com/speed-hashing/)

Por lo tanto, podemos estar tranquilos pues, a priori, Dropbox no espía nuestros archivos, sino que utiliza algoritmos y filtros para saber si un archivo coincide con la base de datos del Acta de Derechos de Autor Digitales del Milenio.

El autor del tweet que encendió la mecha, se dio prisa en apagar el fuego diciendo que lo escribió con la idea de mostrar una curiosidad, no de criticar al servicio. Aun así, Dropbox tuvo que emitir un mensaje en el que explicaba esto mismo que he tratado de explicar en este post. Aunque esto no sea cierto, a uno le da qué pensar el hecho de que existan intermediarios en el proceso de envío de archivos por internet.

¿Vosotros qué pensáis sobre el funcionamiento de Dropbox? ¿Creéis que hay algo de lo que preocuparse?

Leave A Response