En busca del cargador universal

15 de Marzo de 2014 por Javi Pérez

El que no haya sufrido la incompatibilidad del tipo de cargador con los diferentes modelos de smartphone no verá ninguna ventaja en esto pero, probablemente, la mayoría de vosotros tendréis alguna anécdota relacionada con este tema porque, ¿quién no ha olvidado su cargador en casa y, como nadie tenía su mismo móvil, no ha tenido forma de cargarlo? Desde hace poco, muchos modelos han empezado a unificar los cargadores pero los nuevos planes de la Unión Europea pretenden finalizar este proceso.

Hasta ahora, los fabricantes se las ingeniaban para hacer cargadores universales (www.richer.hk)

Según afirma Barbara Weiler, una negociadora del Parlamento Europeo, aparte de las ventajas para el usuario, es también una cuestión de respeto al medioambiente, pues esto evitaría, en gran medida, la ingente cantidad de desechos electrónicos que producimos gracias a cosas como ésta. Este proceso empezó en 2012, dentro de una serie de normas que pretendían regular las numerosas incompatibilidades entre modelos y marcas. Aunque este cambio no afectaría a la mayoría de los fabricantes, sí a compañías como Apple, que tiene una exclusiva y restringida normativa sobre cargadores. Sin embargo, estas nuevas regulaciones obligarían a Apple a cambiar sus condiciones, al menos en Europa.

Cada dispositivo tiene su propio cargador, lo que supone un quebradero de cabeza para el usuario (www.eleconomista.es)

Por lo tanto, esto podría solventar, por fin, el eterno problema de los cajones llenos de cables y los viajes sin batería por culpa de un descuido. No hay que desdeñar que las importantes repercusiones medioambientales que este cambio de tipo de cargador puede suponer, nos ayudarían a “echar un cable” al ecosistema, disminuyendo, aunque sea mínimamente, el efecto nocivo de la basura electrónica en el planeta. Parece que, éticamente, todo son ventajas pero, ¿estarán dispuestas las compañías a cambiar sus políticas en favor del usuario y del medioambiente?

Leave A Response