HP nos trae el eslabón perdido de la electrónica con el proyecto The Machine

18 de Junio de 2014 por Isaac

Hewlett-Packard, o HP como todos la conocemos, ha anunciado un nuevo proyecto para un futuro próximo esta semana pasada. Se trata de The Machine, y su objetivo es la creación de un nuevo tipo de ordenadores revolucionarios. Estos nuevos equipos serán revolucionarios por dos motivos distintos, por su sistema operativo y por su hardware.

Presentación del proyecto The Machine HP

Sistema operativo

El proyecto The Machine se ha hecho público e implica la creación de tres nuevos sistemas operativos para la novedosa máquina. Estos tres sistemas estarán especialmente optimizados para el misterioso hardware del que hablo unos párrafos más abajo.


En realidad, HP tiene pensado llevar en paralelo el desarrollo de tres sistemas operativos distintos para The Machine. Uno se basará en Linux, el otro en Android (que al fin y al cabo también está basado en Linux) y, finalmente, un sistema operativo propio de HP que será de código abierto y se realizará su desarrollo con ayuda de todas las universidades del mundo.

Los estudiantes serán protagonistas de este tercer sistema operativo libre, haciendo que resucite aquella gloriosa época en que las universidades nos dejaron fantásticos sistemas operativos como BSD creado por los chicos de Berkeley.

HP piensa que Apple y Microsoft han perdido todo el sentido de la innovación y la dependencia de estas empresas están minando el ámbito de la informática doméstica. Por eso quiere desprenderse de la dependencia y crear este nuevo PC basado en sistemas operativos libres y con su revolucionario hardware.

El eslabón perdido: los memristores

El proyecto The Machine ha mimado también su hardware y el misterio que esconde no se ha visto nunca antes en ordenadores. HP ya inició en 2007 una investigación sobre una pieza clave de la industria semiconductora, el memristor. El memristor es una especie de resistencia electrónica con “memoria” que se consigue gracias a los cambios de resistencia producidos cuando se le aplica una corriente eléctrica.

El memristor es conocido como “el eslabón perdido” puesto que se teorizó sobre él en 1971 (Leon Ong Chua) pero no ha sido hasta hace unos años cuando se ha podido hacer realidad y se trata de el cuarto elemento que completa el círculo de elementos eléctricos pasivos que hasta el momento solo tenía tres miembros: condensador, resistencia e inductor.

Se trata de un “sustituto” de los actuales transistores semiconductores que aporta grandes posibilidades. Con estos nuevos elementos electrónicos se pueden crear memorias no volátiles mucho más pequeñas y con altas capacidades de almacenamiento. Y esto a costa de un muy bajo consumo si las comparamos con sus hermanas transistorizadas.

Los sistemas GNU/Linux, Android y el nuevo OS de HP serán los primeros en adaptarse a estos nuevos memristores y se encargarán de hacerlos funcionar al máximo de su rendimiento. El proyecto The Machine de HP es toda una gran noticia para los amantes del software libre.

Leave A Response