Las ventajas del dinero: soporte extendido de Windows XP

6 de abril de 2014 por Eva Pinillos García

Ya os hablamos hace unos días de las opciones que existían ante la próxima caducidad del soporte para Windows XP el 8 de abril, pero algunos organismos se niegan a actualizar y han optado por el soporte extendido de Windows XP.

Es el caso del gobierno de Reino Unido, que pagará 5,5 millones de libras para obtener el soporte extendido de Windows XP durante un año, incluyendo en el acuerdo una extensión de soporte para el Office 2003 y Exchange 2003, dos productos que tampoco cuentan actualmente con ningún soporte por parte del gigante Microsoft.

Y es que la posibilidad de un soporte extendido se hace necesaria para organismos como colegios públicos, sanidad, Ministerios… ¿Os imagináis la cantidad de software desarrollado especialmente para Windows XP y para los equipos que tienen actualmente? La mayoría con más años que Matusalén, claro. ¿Cómo vas a instalar Windows 7 u 8 en esos ordenadores? Es inviable. El gasto que supondría cambiar de sistema operativo para todos estos organismos es enorme, puesto que no se trata solo de licencias, sino de nuevos equipos o incluso de adaptación de su software específico al nuevo Windows 7 o Windows 8.

Sucede lo mismo con las empresas: después de Windows XP, han surgido el Windows Vista, Windows 7 y Windows 8 pero la mayoría de empresas siguen teniendo instalado el querido Windows XP. ¿Por qué? pues es fácil, porque probablemente sus equipos de hace 5 o 10 años, su software diseñado específicamente para Windows XP o su hardware (que puede estar incluso descatalogado) no pueden adaptarse a ningún nuevo sistema operativo, o de poder hacerlo, como en caso del software supondría un coste muy elevado.

soporte extendido de windows xp

IBM PS-2

En el caso del hardware descatalogado o discontinuado, ni siquiera existen nuevos drivers para poder actualizar en muchos casos. La inversión necesaria para realizar la actualización de todos estos equipos es demasiado grande para muchas empresas que han optado, hasta ahora, por seguir con el  mismo sistema operativo del que tanto deseo tiene Microsoft de deshacerse.

Cabe mencionar que opciones como Linux no han sido consideradas en administraciones ni empresas y esto ya no se debe a falta de dinero o reticencias a nuevas inversiones. Esto es, puramente, cuestión de vaguería y de falta de adaptación. Existen muchos usuarios que se niegan en rotundo a aprender nuevos sistemas operativos o a la actualización de conocimientos para manejar nuevos programas. En el caso de España, esto es bastante común (veáse adictos al Whatsapp incapaces de instalarse Telegram u otras opciones porque ya están acostumbrados a la otra opción, por la cual están dispuestos incluso a pagar a pesar de ser la aplicación de mensajería más insegura del mercado).

La falta de tiempo de adaptación tampoco debería suponer una excusa para la actualización ya que Microsoft lleva avisando mucho tiempo de la caducidad de Windows XP. De hecho, se pensaba dejar de dar soporte ya en 2009.

En cualquier caso, no me quiero desviar mucho del tema. ¿Por qué hacen falta millones de libras, dólares o euros para poder seguir manteniendo Windows XP mediante una versión de soporte extendido de Windowx XP? Si lo que Microsoft quiere es terminar con este sistema operativo, no debería aceptar dinero a cambio de prestar soporte…será la única manera de terminar con Windows XP. O todos o ninguno Sr. Microsoft.

3 Comments so far. Feel free to join this conversation.

  1. Alvaro 9 abril, 2014 at 2:04 pm - Reply

    Yo pensaba que si realmente habria muchos usuarios interasados se seguirían haciendo actualizaciones previo pago de un "módico" precio por licencia.

    • Nuria Cámaras León 9 abril, 2014 at 2:37 pm - Reply

      Pues sí Alvaro, esa hubiera sido la opción correcta pero desgraciadamente no ha sido así.

Leave A Response