Llega la impresora 3D que imprime fruta. ¿Estamos preparados?

26 de mayo de 2014 por Eva Pinillos García

Cuando la gastronomía molecular y las impresoras 3D se unen nace la nueva impresora 3D que imprime fruta. Ya habíamos hablado sobre los distintos usos que se ha dado a las impresoras 3D, las impresoras 3D que se están utilizando con fines medicinales o para la tecnología más avanzada y ahora hablamos de las impresoras 3D que nos darán de comer: la impresora de la fruta.

impresora 3d que imprime fruta

Hasta ahora ya se conocían impresoras 3D capaces de imprimir chocolate (incluso ya hay algunos negocios montados con este fin), impresoras que imprimen esculturas de azúcar o las que imprimen pizzas. Sin embargo, no imaginábamos una impresora capaz de imprimir fruta…bueno, seremos sinceros: nosotros sí, ya que nuestra imaginación va muy lejos en lo que a impresión 3D se refiere.

La responsable de este proyecto son la empresa Dovetailed, ubicada en el Reino Unido, la cuál dió a conocer lo que llaman “la impresora de la fruta” el pasado 24 de mayo en un evento de comida experimental junto a Microsoft Research. La empresa, que trabaja junto a Microsoft, afirma que se tarda tan sólo unos pocos segundos en imprimir una manzana, una fresa o cualquier otro fruto. Sentimos deciros que no se trata de fruta real sino de una versión reconstituída que puede ser de cualquier sabor (Si la impresora 3D fuera capaz de imprimir células reales de fruta estaríamos más fascinados todavía).

La técnica utilizada por esta impresora 3D que imprime fruta es la de la esferificación (técnica gastronómica molecular) a través de la que consigue convertir el líquido en una serie de glóbulos gelatinosos muy similares a lo que conocemos como el caviar (son una especie de perlas). Hablamos, exactamente, de mezclar el jugo con ácido algínico, cuyo resultado se gotea en un baño frío de cloruro de calcio y se produce una piel alrededor de la bola de líquido que se abrirá al morder.

Lo cierto es que, basándonos en el proceso de producción, se podría decir que es más una máquina que hace “perlas” comestibles a través de cualquier líquido que una impresora que imprime fruta, ya que nunca conseguiremos (de momento) imprimir una fresa con forma de fresa sino que obtendremos un conjunto de perlas con sabor a fresa de verdad.

La ventaja de esta impresora 3D es la posible mezcla de sabores que puede realizarse a partir de líquidos diferentes. No todo tiene que ser blanco o negro, ¿no?

Según afirman el fundador Vaiva Kalnikaitė, esta impresora de la fruta abrirá un amplio abanico de posibilidades a los cocineros profesionales pero también a los cocineros de casa “Hay que reinventar el concepto de fruta fresca”.

¿Qué os parece la nueva impresora 3D que imprime fruta? ¿Creéis que la sociedad está preparada para comer alimentos que salen por una impresora? En nuestra opinión, creemos que todavía falta una larga fase de adaptación a este tipo de tecnologías.

Leave A Response