Se consigue un implante de carcasa craneal gracias a una impresora 3D.

27 de marzo de 2014 por Salvador Claros

Hace algún tiempo hablar de las impresoras 3D y todas sus posibilidades era dejar echar la imaginación a correr pero, cada vez más, leemos y escuchamos  noticias relacionadas con la impresión 3D que suenan casi a ciencia ficción. De hecho, hoy traemos una de estas noticias: un equipo de la Universidad de Utrecht ha llevado a cabo el primer implante completo de un cráneo hecho con una impresora 3D.

Imagen tomada de twylah.com

Imagen extraída de twylah.com

La paciente, una joven holandesa de 22 años, sufría una enfermedad rara que provocaba que la densidad ósea de la carcasa craneal aumentara hasta los 5 centímetros de grosor, el triple de lo normal, por lo que la presión era elevada y causaba problemas de salud y deformaciones en el rostro.

El equipo alemán del doctor Ben Vermeij ideó, gracias a la tecnología de las impresoras 3D, una réplica exacta de la carcasa craneal en plástico transparente. Lo difícil en esa fase del plan médico era la sustitución por el original, que forma parte de muchos meses de preparación, cerca de 23 horas de cirugía, y luego una recuperación también muy cuidadosa. Ya antes se habían hecho sustituciones muy parciales, pero no una completa, que conlleva grandes riesgos vitales.

La operación fue todo un éxito gracias a las nuevas técnicas puestas en práctica. El nuevo cráneo encajó a la perfección y  la paciente está consiguiendo llevar a cabo una vida normal.

Según el doctor, las posibilidades de las impresoras 3D tenían un doble resultado favorable: mayor cuidado estético y una eficacia funcional a la que no se llegaba antes, sobre todo en un campo abierto a mejoras como el de la medicina y, más concretamente, en temas relacionados con los tumores craneales.

Hemos podido ver en vídeo el “making of” de la cirugía, y obviamente contiene detalles no aptos para aquellos demasiado sensibles. Pero nos enseñan la famosa carcasa hecha con una impresora 3D, que se suma a cosas que ya se están llevando a cabo, como implantes dentales, injertos óseos o cura de fracturas. En el horizonte están las posibilidades de simulación de tejidos vivos y órganos humanos.

Otra muestra más de la tecnología al servicio de la medicina para mejorar los problemas de las personas.

¿Qué será lo próximo que veamos visto con una impresora 3D? ¿Alcanzarán las mejoras a todos los países y mejorará los equipamientos del mayor número de hospitales?

Leave A Response