Hands On Samsung Galaxy S5

3 de Abril de 2014 por Julio Teruel

El nuevo Smartphone Samsung Galaxy S5 saldrá el mercado el próximo 11 de abril junto con los wearable Samsung Gear 2 Neo y Samsung Gear Fit. Nosotros ya los hemos probado de la mano de Felipe Asenjo, del equipo de marketing de la firma coreana. Os contamos sus características.

Samsung da un golpe de efecto tan solo un año después de sacar a la venta su Samsung Galaxy S4: el 11 de abril pone a la venta su nuevo modelo, el Samsung Galaxy S5, y los smartwatches Samsung Gear 2 Neo y Samsung Gear Fit. En el nuevo Galaxy encontramos mejoras que saltan a la vista con respecto a su antecesor y novedades que os detallamos a continuación. Está claro que un móvil ya no es sólo un móvil. Y Samsung lo ha tenido muy en cuenta, pues como Felipe Asenjo, del equipo de marketing de Samsung, dejaba claro “hemos escuchado a los usuarios, sus sugerencias, los usos que más le dan al móvil y a la cámara, y los hemos aplicado a este nuevo dispositivo”.

Diseño

La cubierta trasera del Samsung Galaxy S5 sigue siendo de plástico, pero ya no es un plástico liso y brillante, sino que ahora es mate y poroso. Se acabó lo de ir dejando marcas de los dedos por toda la parte trasera del móvil. En palabras de Asenjo, “sabemos que no es un material Premium, es plástico al fin y al cabo, pero también sabemos de las opciones de personalización que esto facilita: no sólo carcasas intercambiables, sino que puedes poner extensiones de batería a tu gusto”.

A España llega en cuatro colores posibles: negro, azul, blanco y oro.

Samsung Galaxy S5, colores

El Samsung Galaxy S5 es un poco más grande que su predecesor, pero muy poco. “Cada vez tendemos más a pantallas más grandes y marcos más estrechos, intentando que los nuevos modelos no sean más grandes. Pero en este no lo hemos conseguido, por una sencilla razón: por la certificación IP67, que es la que hace que el dispositivo sea sumergible y resistente al polvo”, aclara Asenjo. Más adelante comentaremos esta protección exterior que hace que podamos tirar tranquilamente el Galaxy S5 a la bañera. “Eso sí, es más ligero y delgado que el Sony XPeria, el primer móvil que obtuvo la certificación IP67. Y el S5 es más pequeño”, apunta Asenjo.

Interfaz

En pantalla, el S5 sigue mostrando 20 aplicaciones, cuatro por fila, cinco filas. Igual que el S4, pero esta vez y gracias a una pantalla algo más grande, la disposición está optimizada, lo cual ofrece “una navegación más sencilla y amigable”, en palabras de nuestro interlocutor de Samsung.

El cambio más notable en la interfaz Touchwiz se ve en la pantalla de Ajustes. Aunque puedes personalizarla para que se visualice a tu gusto, por defecto viene con una serie de listas desplegables que permiten que ubiques de forma muy intuitiva los ajustes que buscas. Cuantas más listas despliegues, más scroll necesitarás. También permite la posibilidad de editar ajustes rápidos, lo cual quiere decir que puedes colocar en lo alto de la lista los ajustes a los que más habitualmente accedas.

Tanto la nueva interfaz como el software que viene de serie con el Smartphone ocupan algo menos de 4 GB, y no 8 como apuntaban algunos después de haber probado el dispositivo en el MWC de Barcelona. “Aquél no era el dispositivo definitivo. Cada semana aplicábamos mejoras nuevas, sabiendo que reduciríamos el espacio que requieren estas nuevas funcionalidades”, aclara Asenjo.

Samsung Link y Shareplay

Aunque la aplicación Samsung Link ya estaba en la Note 3 y en el S4, ahora “está presente en todo el dispositivo”, señala Asenjo. Para los que no sepan lo que es: Samsung Link permite interactuar con todos tus dispositivos móviles Samsung y con cualquier ordenador Windows. Así, puedes acceder desde tu móvil a música, vídeos y archivos que tengas en diferentes dispositivos. La diferencia es que ahora tanto la galería de imágenes y vídeo como el reproductor de música van acompañados de un botón que te da acceso directo a lo que tengas guardado en otros dispositivos. “Permite que un dispositivo funcione de servidor y otro de reproductor, sin necesidad de sincronizar nada con la nube”, explica Asenjo.

Por su parte, Shareplay hace que puedas interactuar con un equipo audiovisual tipo home cinema. El archivo puede estar ubicado en el dispositivo que usas como servidor, el Samsung Galaxy S5 funciona como control y el televisor como mero reproductor.

“Con estas aplicaciones tendemos hacia la convergencia, hacia la multipantalla, a la posibilidad de disfrutar de contenidos sin que importe dónde está el material”, adelanta Asenjo, que añade que “todo esto es posible gracias a una labor de rediseño interior, de software, no de hardware”.

Cámara

Sin duda, la créme de la créme del Samsung Galaxy S5. Una cámara de 16 Mpx, Full HD y con la posibilidad de grabar a 4K. Pero ahí va una lista de mejoras:

Interfaz más sencilla y que deja más limpia la pantalla para que veamos más la foto y menos los botones de opciones y demás.

Reducción de modos de disparos “en busca de la practicidad, atendiendo a los modos que más usaban los usuarios y descartando aquellos menos usados, aunque éstos siguen estando disponibles para descarga”, justifica Asenjo. De 15 modos de disparo han pasado a 5:

Beauty Face, porque a todos nos gusta salir guapos en las fotos.

Disparo y más, primero haz la foto y luego ya veremos cómo la editamos o qué filtro le ponemos. Un poco más adelante os detallamos las posibilidades de postproducción de imagen que ofrece este modo.

Panorámica.

Recorrido virtual, que va un poco más lejos de las fotos en 360 grados, y que es ideal para inmobiliarias. Con este modo activado, el usuario camina por una estancia con el móvil frente a él, y éste va tirando fotos.
El resultado lo puedes exportar en mp4 y te ofrece una auténtica visita virtual por cualquier estancia.

Cámara dual.

– Enfoque selectivo: cuando haces una foto con el Samsung Galaxy S5, en realidad estás haciendo tres. Así, puedes ver diferentes posibilidades de enfoque y realmente tener profundidad de campo en las fotografías. Aunque esto es algo que a cualquier fotógrafo le parece sencillo, no es fácil lograrlo con un Smartphone. Da resultados realmente aparentes y el mérito es todo del software que emplea la cámara. Aquí la lente no entra en juego (en otras palabras, simula aperturas de diafragma y obturación, desenfocando fondos y manteniendo el foco en aquello que sea protagonista de la instantánea… y encima tú eliges, una vez hecha la foto, si quieres tener profundidad de campo o no). Si mueves la cámara mientras tiras la foto, verás el (d)efecto de este sistema: al tirar varias fotos a la vez y presentarlas estáticas, aquello que haya recibido movimiento se verá un poco deformado, como cuando en una panorámica alguien se mueve.

HDR en tiempo real: esto sí es algo propio de la lente. Samsung es pionero en este sistema que permite tirar fotos a contraluz y ver las correcciones en el acto. El S4 permitía activar el HDR pero veías los resultados después de haber hecho la foto.

Samsung Galaxy S5 HDR

A la izquierda, el HDR desactivado. A la derecha, activado en tiempo real.

0,3 segundos de enfoque: es la cámara de móvil que más rápido enfoca. Resulta tremendamente útil para escenas en movimiento comunes (como cuando un niño está haciendo una monería y su cara sale estupenda pero sus manos son borrones, o cuando pasa un coche por delante y pierdes el foco).

Postproducción de imágenes: actuando siempre desde el modo Disparo y más, el móvil graba un clip de vídeo basado en cinco imágenes que captura de forma consecutiva. Hicimos la prueba con el redactor que aquí firma caminando por la sala y con Asenjo disparando fotos. Si activamos la opción Drama, el móvil muestra una foto con siluetas difuminadas del protagonista “andando” tras él hasta fusionarse en el personaje definitivo. Con la opción Goma, podemos borrar partes de la foto que finalmente elijamos sin que se note, ya que recupera la información de las otras fotos que ha disparado (muy útil cuando el típico inoportuno pasa por delante y tú estás haciéndole una foto a un monumento). Con la opción Panorámica, el móvil deja el fondo “en movimiento” y guarda al protagonista de la foto estando parado, dándole un efecto visual muy interesante a la foto final.

“Todas estas opciones de postproducción no son nada habituales en los smartphones, y el S5 las trae de serie”, apunta orgulloso Asenjo. Y todas estas funciones son novedosas del S5, porque aunque el S4 si ofrecía la posibilidad de emplear HDR o de usar la Goma, no podías hacerlo en tiempo real como es el caso.

Seguridad externa

Otro de los caballos de batalla del Samsung Galaxy S5. Gracias a la certificación IP67, puedes sumergir el dispositivo a un metro de profundidad y durante media hora. Asenjo hizo la prueba con Bruce Springsteen sonando en el móvil y aún podía escucharse cuando éste estaba en una pecera. Y luego, ni corto ni perezoso y estando el móvil aún mojado, lo dejó caer sobre otra pecera con arena de playa y nada, no pasó absolutamente nada. Eso sí, obviamente hay que tener cerrada la pestaña que cubre la conexión de carga.

Samsung Galaxy S5, certificación IP67

Primero al agua, luego a la arena… y Bruce Springsteen seguía sonando.

Esto se consigue gracias a una membrana que cubre la parte interior de la carcasa trasera y que protege la batería y el cableado interno del móvil.

Samsung Galaxy S5 membrana IP67

La membrana que permite la certificación IP67.

Seguridad interna

Uno de los aspectos más comentados del S5 es la posibilidad de desbloquearlo mediante lectura de la huella dactilar. Puede guardar hasta tres huellas dactilares diferentes. Además de para proteger el acceso al móvil, también tiene más aplicaciones, como la posibilidad de autentificar pagos por Paypal pasando el dedo por el lector (el lector va “integrado” en la pantalla, en la parte inferior, justo encima del botón de activación). Además, Samsung garantiza que no hacen ningún uso de la huella dactilar, pues ésta sólo queda guardada en el dispositivo, no se envía a ningún servidor ni nada por el estilo.

Samsung Galaxy S5 - Lector de huellas dactilares

Deslizando el dedo por esa zona punteada realizamos la lectura de la huella dactilar.

Pero en Samsung han ido más allá en lo que a seguridad y protección de datos se refiere. Ahora puedes usar el móvil en Modo Privado, para que sólo el dueño del móvil pueda ver ciertos archivos, imágenes o vídeos que previamente haya guardado como privados. Si desbloqueas el móvil para alguien, no podrá ver eso que esté tipificado como “privado”. Es el mismo concepto que la navegación privada en cualquier explorador de Internet, pero llevado a móvil.

Otro aspecto de la Seguridad Interna del S5 tiene que ver con los niños. Han implementado el Modo Niños, que ofrece una interfaz diferente con aplicaciones previamente elegidas para que los niños puedan interactuar libremente con el móvil y garantizar que no hacen nada extraño. Algunas aplicaciones infantiles vienen de serie en esta nueva interfaz, pero el usuario puede añadir nuevas cuando quiera (las nuevas aparecen en el Modo Niños primero como un regalo, que cuando el niño toca se abre y aparece la nueva aplicación que podrá usar). También, claro, ofrece la posibilidad del control parental, para poder saber qué aplicaciones ha usado el menor y durante cuánto tiempo. Puedes también configurar si los botones físicos del móvil (atrás, encendido, etc) funcionen cuando éste esté en modo niños o no, no ocurriendo nada por mucho que el crío toquetee. Por último, para salir del modo niños hay que introducir un código PIN, con intentos ilimitados, lo cual está muy bien pensado teniendo en cuenta que los niños no entienden eso de “le queda un intento restante”.

Salud, bienestar y ejercicio físico. El Gear Fit como entrenador personal

La aplicación S Health sigue estando disponible, pero esta vez ofrece más posibilidades para acceder a aplicaciones de terceros. Desde esta aplicación activamos una nueva interfaz con aplicaciones destinadas al deporte y a la salud. Desde esta nueva pantalla nos vinculamos al wearable Gear Fit (esto es, si nos descargamos el Runtastic desde Google Play, no podremos vincularla a Gear Fit y usaremos la app como cualquier otro, pero si la descargamos desde S Health, sí podremos vincularla, dándole más usos ya que S Health está optimizada para Gear Fit).

Samsung Gear Fit

Samsung Gear Fit: un entrenador personal en tu muñeca.

El sensor de ritmo cardiaco del S5 está ubicado bajo la cámara trasera, y funciona de una forma orientativa, “pues no pretendemos ser médicos”, explica Asenjo. Se puede hacer un seguimiento de la frecuencia cardiaca también desde el Gear Fit, para así saber cómo de efectivo ha sido nuestro ejercicio y si estamos manteniendo una línea constante. “Dentro de los fabricantes de móviles, ahora mismo somos los únicos que ofrecemos esta información en pantalla a tiempo real”, comenta Asenjo.

Samsung Galaxy S5, sensor de ritmo cardíaco

Al acercar el dedo al sensor situado bajo la cámara, una luz roja indica que se está midiendo la frecuencia cardíaca

Wearables: Gear, Gear 2 Neo y Gear Fit

Y ya que estábamos probando el Gear Fit (que tendremos en las tiendas a partir del próximo 11 de abril) y su optimización para usarlo junto con el S5, entramos en el apartado wearables. Tanto el Gear como el Gear 2 (éste a la venta también el 11 de abril) funcionan con un sistema operativo Tizen, mientras que Gear Fit funciona con un sistema operativo propio de Samsung. Los dos modelos Gear permiten recibir notificaciones y realizar y recibir llamadas y disponen de un sensor infrarrojo que les hace funcionar como mando a distancia para otros dispositivos domésticos. Además, el Gear 2 tiene una memoria de 4 GB y funciona como un reproductor MP3. Tiene un altavoz poco funcional, pero se conecta por Bluetooth con auriculares o altavoces que dispongan de la misma tecnología. Como bromeaba Asenjo, “anda que no tiene que molar llegar a una fiesta con 4 GB de música en la muñeca”.

Samsung Gear 2 Neo

Samsung Gear 2 Neo: 4 GB de música en tu muñeca.

Por su parte, el Gear Fit sólo muestra notificaciones y está pensado exclusivamente para el ejercicio físico.

Como ninguno de los wearables tiene circuitería, sus correas son intercambiables. Tanto el Gear como el Gear 2 ofrecen la posibilidad de intercambiar correas de tamaño estándar de cualquier fabricante. El Fit, en cambio, por su forma alargada y poco común, lo tiene más difícil a la hora de ponerle correas de otras marcas que no sean Samsung.

Batería. Modo Ultrahorro de energía

Este es un apartado en el que, aseguran, han tenido muy en cuenta las peticiones de los clientes. Por eso han mejorado el modo de ahorro de energía que ya tenían otros modelos de Samsung y que sólo permitían hacer llamadas y mandar SMS. Pero ahora han ido más allá y han implementado el Ultrahorro de energía. Funciona en escala de grises, no ofrece la posibilidad de navegar pues sólo muestra seis aplicaciones que se pueden usar, siendo tres de ellas inamovibles y las otras tres personalizables. Se puede acceder al teléfono, a los SMS y a Internet y luego puedes añadir otras tres apps, las que más rabia te dé. La verdad, da cierta nostalgia navegar en Internet en blanco y negro… Y además, ofrece la misma velocidad de proceso y de navegación, por lo que consumes menos batería pero no pierdes velocidad. Cuando nosotros lo probamos la batería estaba al 81% y en modo Ultrahorro de energía, el S5 nos anunciaba que teníamos autonomía para 10.1 días.

Samsung Galaxy S5, modo Ultrahorro de energía

¡10 días de batería!

Modo de emergencia

También vinculado con el modo Ultrahorro, y pensado para países en los que los desastres naturales son desgraciadamente más frecuentes y para aquellos que realizan deportes en solitario, como el montañismo, el modo de emergencia es todo un salvavidas. También en escala de grises, la pantalla ofrece otras seis aplicaciones y desdeña la opción de navegar. Una linterna, una aplicación para compartir la ubicación vía GPS mediante un SMS, Internet, una Alarma sonora por si quedas, por ejemplo, sepultado, y la posibilidad de añadir otras aplicaciones… porque qué duda cabe de que actualizar tu estado en Facebook poniendo “Me ahogo por un tsunami” es muy útil.

Samsung Galaxy S5, modo Emergencia

El modo Emergencia, muy útil para montañeros.

GroupPlay, Group Camcorder y Juegos a doble pantalla

Para terminar, Asenjo no pudo resistirse a enseñarnos estas tres aplicaciones realmente vistosas y que ponen en funcionamiento a más de un dispositivo Samsung.

GroupPlay ofrece la posibilidad de crear un grupo de dispositivos (S4, Note 3 y S5) conectados en red, sin consumir la conexión inalámbrica. Permite compartir vídeos, archivos, fotos y música en streaming con otros dispositivos que estén en el grupo y a una distancia de unos 20 metros. Puedes compartir fotos hasta con 11 dispositivos (y así no tendrás a tus amigos mirando por encima de tu hombro a ver qué tal quedaron las fotos); documentos con otros 11 dispositivos (muy útil para el trabajo colaborativo, ya que por ejemplo tus compañeros pueden ir haciendo anotaciones sobre una presentación de diapositivas que estés preparando); música con hasta ocho dispositivos (pero no para que en la misma habitación todos os pongáis el mismo tema… es que se sincroniza el tema musical entre todos los dispositivos y cada uno de ellos funciona como un altavoz independiente… bienvenido al sonido envolvente inalámbrico); y vídeo con hasta seis móviles (pero no sólo para ver varios el mismo vídeo… sino para que se fusione la imagen entre ellos creando un videowall: pones los móviles juntos y ¡tachán! Una pantalla más grande… alucinante).

Group Camcorder te permite realizar las funciones de un realizador de vídeo. Con tu móvil haces de director y los otros te sirven de cámaras. “Cámara 1, y pasamos a Cámara 4”, y grabas lo que quieras en modo multicámara y viendo el vídeo resultante en cualquiera de los móviles. Esto se puede ejecutar hasta con cuatro cámaras contando con la del director.

Los juegos a doble pantalla son lo que imaginas. Un mismo juego jugado en dos móviles diferentes (y optimizado para este uso), se ve en dos pantallas, como la Nintendo DS. Por ejemplo, Asenjo y el que firma jugaron al MultiAirHockey, el típico juego del disco flotante sobre una mesa y a ver quién le mete gol al otro… y el campo ocupaba los dos móviles situados uno junto al otro y enfrentados.

Tanto Camcorder como los juegos a doble pantalla sólo pueden usarse entre dispositivos S5.


Estas son las principales novedades y mejoras que ofrece el Samsung Galaxy S5, que aunque no tiene precio oficial se supone que rondará los 700 euros. Y eso será el modelo de 16 GB, que es el que seguro sacan en España. “El de 32 aún no lo sabemos porque no tenemos confirmación de las operadoras de telefonía móvil de que estén dispuestos a comprarlos”. Eso sí, el Samsung Galaxy S5 ofrece la posibilidad de conectarle una tarjeta microSD de 128 GB, nada más y nada menos.

6 Comments so far. Feel free to join this conversation.

  1. Reparar moviles madrid 15 Abril, 2014 at 2:43 pm - Reply

    Un gran post, enhorabuena

Leave A Response