¿Son seguros los nuevos smartwatches?

6 de Marzo de 2014 por Eva Pinillos García

Bueno, ya sabéis que en este blog estamos muy pendientes de la seguridad. De hecho, ya os hablábamos sobre Cellcrypt, un servicio de encriptación de llamadas; Blackphone, un teléfono anti-espionaje; Gruveo, servicio que ofrece videollamadas seguras en línea e incluso os contamos las técnicas de espionaje más utilizadas por la NSA. Pues bien, hoy plantemos esta pregunta: ¿Son seguros los smartwatches?

smartwatches

Conexión Bluetooth

Ya sabemos que la conexión Bluetooth no es especialmente segura, por lo que puede existir el riesgo de que un hacker malicioso secuestre la pequeña pantalla de nuestro smartwatch, pero seamos realistas ¿Con qué fin? ¿Entretenimiento? No lo creemos, por lo que no creemos que el Bluetooth suponga un gran problema de seguridad en estos relojes.

Aplicaciones

Depende de la aplicación que se utilice y de qué tipo sea (on-watch/on-phone) se podrá entrar en riesgos de seguridad en mayor o menor medida.

Aplicaciones On-watch

Se puede utilizar el smartwatch para, por ejemplo, encontrar restaurantes, mostrar un código QR de su tarjeta de visita, pagar un café con algún tipo de código de barras, etc. Los smartwatches no disponen de pines, contraseñas, lectores biométricos ni cualquier tipo de bloqueo de pantalla dado que no sería practico por lo que son especialmente vulnerables en este sentido.

Si alguien te robará tu smartwatch, tal como ocurre con tu teléfono móvil, podrían tener acceso a tus datos, por ejemplo a tu dirección física, simplemente extrayéndola directamente del código QR que mencionamos anteriormente o podrían pagar todos sus cafés a través de la aplicación on-watch de la cafetería. Por suerte, el smartwatch es un dispositivo que se completa con el teléfono inteligente y sin tener éste cerca, se limitan las posibilidades de realizar actividades maliciosas.

smartwatches seguridad

Aplicaciones On-phone (Plugins)

Los smartwatches tienen una aplicación central que realiza toda la comunicación con el reloj, pero puedes descargar aplicaciones desde cualquier tienda de aplicaciones y es aquí donde llega el verdadero problema de seguridad, tal como ocurre en los teléfonos móviles.

Para que estas aplicaciones funcionen es necesario darles tu nombre de usuario y contraseña. Sí, eso es casi como dar el número de tu tarjeta de crédito a un extraño para que pueda comprobar el saldo de tu cuenta bancaria

Los problemas llegan cuando las aplicaciones están comunicadas con servidores de cualquier compañía. En estos servidores se almacena la información y se ha demostrado que la seguridad de estos servidores, en muchos casos, deja mucho que desear y lo hemos comprobado en grandes compañías como Whatsapp, Facebook, Twitter y muchas más. (Whatsapp vs Telegram).

Conclusión

Hay que ser precavidos y conscientes de qué información compartimos y con quién. En última instancia, depende de nosotros mejorar la seguridad de nuestros dispositivos, en la medida de lo posible.

Los smartwatches son una tecnología más, un dispositivo más que cuenta con información privada muy apetecible para personas que realizan actos maliciosos. No son ni más ni menos seguros que los teléfonos móviles (que aún recuerdo cuando mucha gente me preguntaba por qué hacía falta un antivirus en un teléfono) y, por lo tanto, debemos cuidarnos en salud, tener cuidado con lo que descargamos y ser precavidos con el fin para el que utilizamos nuestro smartwatch.

Os invitamos a que nos preguntéis las dudas de seguridad que tengáis respecto a ordenadores o dispositivos móviles a través de nuestros medios de contacto

Fuente: PocketNow

Leave A Response